La Fortaleza de San Pedro y San Pablo (49€)
(Precio por persona en privado, mínimo 2 personas). Es la primera construcción de la ciudad, que fue creada por la orden de Pedro el Grande para proteger el territorio recuperado durante la Guerra de Norte que Rusia llevó contra Suecia durante 21 años. La fecha de la fundación de la fortaleza, el 27 de Mayo de 1703, se considera la del nacimiento de la ciudad de San Petersburgo. El centro arquitectónico de la fortaleza es la primera catedral de la ciudad: la de San Pedro y San Pablo con su aguja dorada tiene una altura de más de 122 m, convirtiéndose en el punto más alto del centro histórico de San Petersburgo (está prohibido construir los edificios que por su altura superen la de la catedral). Dentro de la catedral se hallan las tumbas de todos los zares de la dinastía de los Romanov a partir de Pedro el Grande y terminando con el último que reinó Nicolás II.
La Catedral de San Isaac (40€)
(Precio por persona en privado, mínimo 2 personas). La catedral de San Isaac se considera uno de los símbolos de San Petersburgo, con su cúpula dorada, es la cuarta por su tamaño en en todo el mundo, después de la catedral de San Pedro en Vaticano, San Pablo en Londres y Santa María de las Flores en Florencia. Se consideraba la catedral más cara del Imperio Ruso. Para dorar la cúpula de la catedral usaron 101 kilos de oro y otros 300 kilos para decorar sus interiores. El interior de la catedral es una verdadera tesorería; en su decoración se han utilizado abundancia de mármoles, mosaicos, pinturas, estatuas de bronce doradas, las columnas del iconostacio hechas de lapizlázuli y malaquita. La construcción de la catedral tiene una capacidad para unas 10.000 personas, y tardaron 40 años en terminarla; tiene 101,5 metros de altura y está decorada con 400 bajorrelieves y esculturas de bronce, más de 100 columnas de granito macizo, de 114 toneladas cada una. Actualmente sólo la parte de la catedral está abierta al culto. Funciona como un museo.
Palacio de los Yusupov (54€)
(Precio por persona en privado, mínimo 2 personas). La familia de los Yusupov desempeñó un papel muy importante, no sólo en la historia de Rusia, sino en la historia mundial. Su historia comienza en el siglo VI, cuando vivía el profeta Muhammad (Mahoma); los miembros de esta familia eran emires, califas y sultanes, pudiéndose encontrar sus nombres en los cuentos de Scherezade. Sus propiedades se extendían desde Egipto hasta India. Los primeros mienbros aparecieron en Rusia en el siglo XVI, en la época de Ivan el Terrible. En los siglos XVIII – XX la familia de los Yusupov era una de las más ricas y poderosas de toda Rusia. La residencia principal de Los Yusupov se encuentra en San Petersburgo a orillas del río Moika. El Palacio de los Yusupov es un monumento histórico y cultural de la transcendencia federal, se considera la “enciclopedia” del interior aristocrático ruso. Su residencia principal se creó durante 2 siglos por los más destacados arquitectos de Rusia y Europa Occidental. Desde 1830 hasta 1917 los propietarios del palacio fueron 5 generaciones de la familia de los Yusupov. Muchos acontecimientos históricos importantes están vinculados con la residencia de los Yusupov. Este palacio pasó a la historia como el lugar del asesinato del monje Rasputin, un campesino de Siberia que a principios del siglo XX se hizo amigo y preceptor espiritual de la familia del emperador Nicolás II. La tragedia sucedió la noche del 17 de diciembre de 1916 en la parte habitable, (apartamentos privados) del joven conde Félix Yusupov. El palacio nos asombra todavía con su majestuosidad, lujo y el gusto refinado de sus interiores. Al ser construido durante dos siglos por diferentes arquitectos, se puede apreciar de la belleza de sus interiores, decorados en estilo barroco, estilo imperio y neoclásico. Interés particular representan los interiores adornados en estilo oriental. Esta mezcla de oriental y occidental, le dan al palacio un aire especial.
Peterhof (58€)
(Precio por persona en privado, mínimo 2 personas). Peterhof se traduce del idioma holandés como patio de Pedro. Es un conjunto del palacio y del parque, en la orilla sureña del Golfo de Finlandia, a unos 29 km de San Petersburgo. Está situado en el territorio de la ciudad de Peterhof (entre 1944 y 1997 se le conocía como Petrodvorets). El centro del conjunto lo constituye el Palacio Grande, que está construido en la terraza marítima y es de estilo Barroco. Lo más importante del conjunto son los parques y las fuentes. El parque de 203 hectáreas está adornado con más de 150 fuentes y 4 cascadas.
Pavlovsk (Palacio de Pablo y el parque) (59€)
(Precio por persona en privado, mínimo 2 personas). Este palacio se creaba cuando florecía el estilo clásico, siendo uno de los ejemplos brillantes del clasicismo ruso. Es uno de los pocos palacios que guarda hasta hoy día un ambiente acogedor y privado de una familia augusta. El palacio no sorprende con la grandeza de las salas y abundancia de oro, sino por lo impresionante del refinamiento de sus interiores. El Palacio de Pablo posee una rica colección de esculturas del período romano, convirtiéndose en la segunda más grande, después de la colección del Hermitage. En el Palacio de Pablo destaca también una colección de bronce con obras de los más destacados maestros, como Thomire. Gracias a que los altos oficiales alemanes eligieron este palacio para crear la sede del Estado Mayor, fue uno de los palacios menos dañados durante la Segunda Guerra Mundial. Su hermoso parque, que cubre una superficie de 600 hectáreas, lo hace uno de los más grandes de Europa, siendo un perfecto ejemplo de la jardinería paisajística de la época romántica de principios del siglo XIX.
Crucero por los ríos y canales de san Petersburgo (73€)
(Precio por persona en privado, mínimo 2 personas). Se trata de una de las excursiones más agradables. Tendremos la posibilidad de apreciar la belleza de nuestra ciudad desde el agua, paseando por los ríos y canales de San Petersburgo. Este paseo permite ver la mayoría de los palacios construidos a la orilla de los ríos. Según la moda de aquel entonces era la zona más prestigiosa. Aquí se hallan unos 660 palacios, de los cuales se disfruta durante la navegación.
Convento Smolni (0€)
El conjunto del convento Smolni fue creado a mediados del siglo XVIII en la época de Isabel, según el proyecto de Rastrelli. Cuando Isabel era joven decía que quería terminar la vida siendo monja, dando orden de la construcción del convento. El autor del proyecto, Rastrelli, se considera el representante del estilo barroco ruso o barroco nórdico. Usaba los rasgos de la arquitectura del barroco europeo y los elementos de la arquitectura nacional. En la época de Catalina la Grande surgió la necesidad de terminar la construcción del convento abandonado con la muerte de Isabel y empezando a funcionar la escuela superior femenina, primera en toda Europa creada por Catalina II.
El Museo Ruso (46€)
(Precio por persona en privado, mínimo 2 personas). Fue inaugurado en 1898 por el emperador Alejandro III en el ex-palacio del cuarto hijo del emperador Pablo I gran duque Miguel. La colección del museo abarca un largo período del desarrollo del arte nacional. Comienza con el arte del siglo IX, con los iconos y termina con el arte moderno, contando con más de 400.000 obras del arte. El museo tiene una de las mejores colecciones de grabados y dibujos de pintores rusos, así como la colección de escultura más grande del país.
Laura de Alejandro Nevsky (0€)
Al final de la avenida principal se encuentra Laura de San Alejandro Nevsky. Este fue un príncipe guerrero de la Época Medieval que defendió las tierras rusas en la invasión de los suecos. El combate tuvo lugar a orillas del río Neva, otorgándole el nombre honorífico de Alejandro del Neva o Nevsky. Al final de su vida, Alejandro Nevsky tomó hábitos y tras su muerte fue canonizado. El convento fue fundado en el lugar donde fue reenterrado el príncipe santo, sus restos fueron trasladados de su ciudad natal ,Vladimir, a San Petersburgo por la orden de Pedro el Grande para cumplir con los intereses políticos del emperador. A Pedro el Grande le convenía ser comparado con el santo Alejandro Nevsky que había defendido las tierras rusas que después fueron recuperadas por Pedro el Grande. Todo el conjunto arquitectónico de Laura fue proyectado por el arquitecto italiano suizo Domenico Trezini. En el territorio de laura se encuentra la necrópolis donde están enterradas algunos de los personajes más ilustres de Rusia: Dostoevsky, Rimski – Korsakov, Borodín y muchos otros.
Museo Etnográfico (0€)
Es el museo etnográfico principal del país. La exposición del museo se inauguró en el año 1923. Después de la revolución de octubre el museo recibió el nombre de “ museo de la etnografía de la URSS”. Su colección cuenta con 260.000 objetos y dispone de una fototeca enorme (140.000 fotos). El museo cuenta sobre la vida, los ritos, tipos de viviendas, trajes nacionales de más de 100 nacionalidades del Imperio Ruso y de la ex-URSS.